martes, 20 de julio de 2010

Algunas barreras a la creatividad (I)

Voy a comenzar a publicar una serie de artículos breves sobre este tema.

Muchas personas podrían ser bastante más creativas de lo que son, de no tropezar con estos obstáculos (o saber que hacer ante ellos), los cuales a veces son para estos sujetos, tan potentes, que les dificultan grandemente el logro de una mayor cantidad de productos creativos, o de superior creatividad, o se frustran, o se quedan en fases iniciales del proceso creativo, al punto de no llegar a poner en práctica sus ideas, soluciones, aportes, etc. por muy buenos que sean.

No pretendo agotar el tema e invito a leer los otros trabajos que tengo sobre el asunto, así como el resto de los que se publiquen aquí y los de no pocos autores, aunque la mayoría se dedica a volver a decir lo que ya otros dijeron.

Aquí trataremos de aportar algo, si bien el propósito no es ése, sino reflexionar, compartir, informar, ayudar a quienes se sientan retratados en estas limitantes.

Hiperproteccionismo

Para quienes padecen este freno, el foco de la atención de su creatividad se ha desplazado a cuidar con desmedido celo, que nadie se apropie de su gran idea, invento, aporte y demás. El temor a tal hurto puede llegar a ser tal, que algunos sujetos se mueren de viejos, sin comunicarle a nadie su gran y ultrasecreto descubrimiento, idea o mágica solución, cual invaluable tesoro escondido de la época de corsarios y piratas.

Otros en cambio, muestran algunas pequeñas y tímidas pistas (o hasta despistan) como explorando y tanteando el terreno, supuestamente con el propósito de acabar de una vez de aplicar el superbuenísimo aporte, cuando en verdad lo que están es procurando detectar nuevos pretextos para no hacerlo.

Engordacaballos

Hay quienes tergiversan el viejo refran "el ojo del amo, engorda el caballo".

Argumentan que no pueden dejar de estar ellos en determinado asunto, o de lo contrario algo perjudicial sucederá.

Un claro ejemplo es el de los microempresarios que nunca dejan de serlo, por cuanto alegan que, de no estar ellos todo el tiempo en el lugar donde tienen su negocio, ocupándose de casi todo, las cosas no saldrán bien.

Si le enseñan a otro, se les va y les lleva parte de la clientela. Si ponen a alguien al frente, nunca va a cuidar del negocio tan bien como el dueño. Si no están allí, le van a robar. Si otro hace determinado trabajo, que antes era él quien lo hacía, seguro que no quedará tan bien y así por el estilo son las "razones" predilectas de este tipo de personajes.

Todo cambio, idea, propuesta, solución, mejora, etc. que implique una expansión, la apertura de nuevas oficinas (locales, subsidiarias, sucursales, filiales, franquicias, delegaciones, etc.), el incremento de quienes hacen cierto trabajo "superespecial", es rechazado por estas personas, atrapadas en este freno a la creatividad suya y de sus colaboradores más cercanos.

Iluminacionistas

(No confundir con iluministas)

Para una parte de los "creativos", su creatividad se reduce a generar más y más ideas. (Suelen ser generadores y medio o simplemente generadores, ubicándose como tales en la pirámide y en la rejilla creativa. Ver artículos al respecto aquí mismo). Lamentablemente, sin poner en práctica ninguna o muy pocas aportaciones, de ahí su alta cantidad de productos, pero su bajo nivel de creatividad.

Quienes padecen de este freno, suelen involucrarse en cuanto grupo, proyecto, comité, equipo, red social, etc. se valore o se diga apreciar, a quienes tienen muchas ideas. En el mejor de los casos, si en tales conjuntos hay alguien que las tome en cuenta de veras, se llegan a utilizar en algo provechoso, o se quedan en el saco del olvido.

Estos sujetos están muy dispuestos a generar, pero no tanto a intentar poner en práctica. Es en esta fase conclusiva donde afloran todo tipo de justificaciones para no completar el proceso creativo y seguir "iluminados" eternamente. Disfrutan tanto del chispazo, que en cuanto el bombillo se apaga, ya están prestos a disponerse para la siguiente inspiración.

Por lo general, reciben muy poco beneficio por sus contribuciones, aparte del aprecio de sus admiradores y adulones, pero los bolsillos se los llenan otros más avispados y con menor ego.

¿Padeces algunos de estos bloqueos a tu creatividad? ¿Quienes de tus conocidos los sufren? ¿Qué opiniones, ejemplos y comentarios tienes al respecto? Exprésalos aquí y ayuda a que otros estén prevenidos.

Autor: M. Sc. Jorge Enrique Ojeda Matías
Rector de la Universidad Virtual Internacional (UVI)
Presidente de Ojeda Multiservices Corporation (OMC)

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Fundador, Propietario y Presidente de Ojeda Multiservices Corporation (OMC), Rector de la UVI, Master en Educación Avanzada y excatedrático de la Universidad Pedagógica de La Habana "Enrique José Varona". Licenciado en Educación (equivalencia de Bachelor in Sciences of Education in USA). Especialista en Pedagogía, Psicología, Creatividad, Dirección turística, Opinión Pública y Medios de Comunicación.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.