miércoles, 10 de septiembre de 2008

Enfoques cuasiholísticos y holísticos sobre creatividad

¿Cuáles son los enfoques más actuales sobre creatividad y con mayor nivel de integración?

En estos momentos son cada vez más los autores que están asumiendo modelos más integradores en sus estudios acerca de la creatividad. No todos logran una elevada integración, pero se aprecia el intento. También uno puede creer que ha arribado a una concepción muy completa y afortunadamente los aportes de otros esclarecen que aún queda mucho camino por andar.

Hemos denominado cuasiholísticos o pseudoholísticos a los puntos de vista claramente incompletos, para diferenciarlos de los holísticos, los cuales aparentemente sí logran una máxima integración de los componentes esenciales a la creatividad.

¿Por qué cuasiholístico o pseudoholístico?

Porque se trata de una integración parcial, incompleta, es decir, que no llega a ser holística aunque esa sea su pretención. Van ganando preferencia en los últimos tiempos por ser concepciones más completas que intentan una mayor integración, pero que lamentablemente no abarcan todos los aspectos de la creatividad, aunque sí a varios de sus elementos.

¿En qué se distinguen de los modelos precedentes?

En lugar de centrar su atención únicamente en un aspecto como es el caso de los cuatro enfoques tradicionales y en los minienfoques derivados de ellos ya analizados, o en dos o más aspectos parcialmente, tal y como se hace en los otros cuatro enfoques relativametne recientes, en el enfoque pseudoholístico se intenta una integración, mediante la combinación total de dos o más elementos, sin enfatizar en uno u otro.

Generalmente los aspectos vinculados por estos investigadores son las personas creativas y las condi­ciones favorecedoras o no de su creatividad, aunque hay autores que de alguna manera asocian el producto creado con el sujeto que lo creó. Por eso es menester poner de relieve la existendia de tres subenfoques aquí:

1. La creatividad como potencialidad
2. La creatividad como integración al nivel personológico
3. La creatividad como algún vínculo entre lo creado y quien lo crea

¿Por qué concebir la creatividad como una potencialidad es un subenfoque del pseudoholístico?

Precisamente por limitarla a lo potencial y no comprender que la creatividad está también en la realización de dicho potencial en el producto creado.

A continuación, algunas definiciones para ilustrarlo:

- La potencialidad transformativa de la persona, basada en un modo de funcionamiento integrado de recursos cognitivos y afectivos, caracterizado por la generación, la expansión, la flexibilidad y la autonomía (A. González).

- Potencialidad que es expresión de la reflexión personal (A. R. Martínez).

- Potencial humano... (J. Betancourt)

¿Por qué concebir la creatividad como integración al nivel personológico es un segundo subenfoque del pseudoholístico?

Porque se enfatiza en una integración de componentes básicamente cognitivos y afectivos, como se aprecia en la definición de A. González y A. Mitjáns, aunque hay autores que añaden otros elementos como J. Betancourt y M. Lefcovich, pero sin rebasar el nivel de la personalidad creadora, como se aprecia en lo planteado por los mencionados:

- La potencialidad transformativa de la persona, basada en un modo de funcionamiento integrado de recursos cognitivos y afectivos...(A. González).

- Proceso en el cual se expresa el vínculo de los aspectos cognitivos y afectivos de la personalidad (Mitjáns).

- Potencial humano integrado por componentes cognoscitivos, afectivos, intelectuales y volitivos... (J. Betancourt)

- Habilidad, descubrimiento, aptitud, cualidad, actitud, audacia de conseguir y aplicar métodos diferentes, de repensar y recrearse permanentemente y por sobre todas las cosas, ser competitivo y competente. Resultado de combinar tres elementos, la capacidad de pensar creativamente sumado a la pericia y la motivación (M. Lefcovich).

Mitjáns la concibe como una construcción compleja del sujeto, un proceso de la personalidad que expresa la unidad de lo cognitivo y lo afectivo, tiene en su base un fuerte impulso motivacional y es expresión de la personalidad en su función reguladora.

¿Por qué concebir la creatividad como algún vínculo entre lo creado y quien lo crea es otro subenfoque del pseudoholístico?

Aunque tanto J. Betancourt como A. R. Martínez y A. Mitjáns focalizan la creatividad en la personalidad creadora, también expresan que hay algún nexo con el producto obtenido por el sujeto creador, pero sin llegar a percatarse del carácter de ley de tales vínculos, lo cual se evidencia en sus definiciones de creatividad:

- Potencialidad para la búsqueda o producción de algo nuevo, socialmente valioso, que es expresión de la reflexión personal y que no puede ser alcanzada directamente, por el camino de la conclusión lógica, ni por cualquier otro tipo de regla establecida claramente con anterioridad (A. R. Martínez).

- Potencial humano integrado por componentes cognoscitivos, afectivos, intelectuales y volitivos, que a través de una atmósfera creativa se pone de manifiesto, para generar productos novedosos y de gran valor social y comunicarlos, transcendiendo en determinados momentos el contexto histórico social en el que se vive. (J. Betancourt)

- Proceso de descubrimiento o de producción de "algo nuevo" que cumple exigencias de una determinada situación social, en el cual se expresa el vínculo de los aspectos cognitivos y afectivos de la personalidad (Mitjáns).

Enfoque holístico.

Este enfoque procura una integración total, una visión más completa, integral de la creatividad. En él la atención se centra no en uno o varios elementos, sino en la integración de todos.

Una definición de creatividad que pretende lograr este enfoque es la siguiente:

- Proceso de obtención de algún producto original (al menos para quien lo logró), con algún significado social (por lo menos poten­cialmente) y en determinada relación con la movilización o utilización por el sujeto de los recursos o elementos potenciadores requeridos para tal resultado (Ojeda).

¿Por qué ésta es una definición más holística y explicativa?

Es una conceptualización con un nivel de integración superior a las restantes, más holística y explicativa al rebasar el nivel descriptivo por quedar establecidas en ella las dimensiones potencial y realizada de la creatividad (que a la vez integran todo un conjunto de elementos) y sus vínculos legítimos (su unidad y el paso de lo potencial a lo realizado gracias a la movilización por el sujeto de ese potencial en función de alcanzar el producto creativo).

O sea, se trata de una concepción de creatividad donde se establecen al menos dos niveles fundamentales de integración:

El primero, al nivel de cada una de las dos dimensiones de la creatividad: lo potencial y lo realizado, pues el concepto creatividad potencial integra factores como las cualidades del sujeto, las condiciones y las técnicas, mientras que en el concepto creatividad realizada se integran el conjunto de elementos característicos de todo producto creativo.

Un segundo y superior nivel de integración está constituido por los vínculos con carácter de ley entre lo potencial y lo realizado de la creatividad, que no se aprecian en los restantes enfoques.

Cada enfoque ha tratado de esclarecer el significado que tiene para la creatividad el o los elementos en que concentra la aten­ción o las relaciones entre dichos elementos.

A medida que se han ido adoptando nuevos y variados puntos de vista para el estudio de la creatividad se ha enriquecido el conocimiento que de ella se tiene. El surgimiento de la necesidad de sistematizar este saber mediante concepciones más integradoras no niega el valor de continuar abordando aspectos más puntuales en cuya profundización cada vez mayor se han de apoyar constantemente los modelos más holísticos.

Las consideraciones realizadas nos previenen ante concepciones sobre creatividad en que se reduce el todo a la parte, pues la conciben únicamente como:

- Un proceso individual y no también grupal, institucional, etc.

- Algo significativo sólo para el individuo y no para la sociedad (o a la inversa).

- La resolución de problemas y no así su detección.

- La percepción, pensamiento o imaginación creadora, cuando la creatividad no se limita a alguno de estos procesos.

- Un conjunto de técnicas, a pesar de no ser únicamente técni­cas y de que no siempre basta con ellas.

- Una propiedad inherente al producto y no así al sujeto que ha logrado tal producto, o a la inversa como potencialidad del sujeto.

- Una aptitud, habilidad, capacidad, actitud o conjunto de cuali­dades y procesos.

La creatividad es una construc­ción aún más compleja del sujeto, implicando éstos y otros aspec­tos, tal que no se limita ni al sujeto creador ni al producto creado y mucho menos a las técnicas usadas u otro factor.

(Adaptado de Ojeda, J.: Creatividad. Enfoques, evaluación, estrategias. Editorial Inspiración, Santiago de Cuba, 2001 y ¿Qué enfoques se han utilizado al estudiar la creatividad? en Chocolatte: Creatividad e Innovacion , 2008).

Autor: Jorge Enrique Ojeda Matías

jorge.ojedamatias@gmail.com

Nota: El contenido de este artículo forma parte del segundo tema del curso gratis por email Nociones de creatividad

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Fundador, Propietario y Presidente de Ojeda Multiservices Corporation (OMC), Rector de la UVI, Master en Educación Avanzada y excatedrático de la Universidad Pedagógica de La Habana "Enrique José Varona". Licenciado en Educación (equivalencia de Bachelor in Sciences of Education in USA). Especialista en Pedagogía, Psicología, Creatividad, Dirección turística, Opinión Pública y Medios de Comunicación.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.