lunes, 30 de mayo de 2011

Lo neutro en la creatividad

Los facilitadores y barreras son los únicos tipos de condiciones de la creatividad abordados por los investigadores y autores, pero hay otras más que no son ni lo uno ni lo otro o que son ambas. Es el caso de las condiciones neutras y las ambivalentes.
Las condiciones neutras son aquellas que ni dificultan ni favorecen la creatividad. Aparentemente carecen de importancia pero no es así, por cuanto hay factores que actuaban como facilitadores y de no tenerlos bien en cuenta pueden dejar de favorecer.
En el caso de los obstáculos a la creatividad, pudiera ser muy conveniente al menos neutralizarlos. O sea, si no pueden llegar a facilitar, pues por lo menos que no entorpezcan o disminuir su incidencia negativa.
Por tanto, la neutralización puede ser positiva o negativa; completa e incompleta.
Neutralización positiva
Cuando algún elemento que actuaba como barrera, deja de interferir en la creatividad.
No siempre se logra transformar un freno en facilitador, pero es un avance poder neutralizarlo o al menos atenuar sus efectos desfavorables.
Neutralización negativa
Algún factor facilitador puede convertirse en neutro.
Neutralización completa o total
Lo que antes entorpecía o favorecía, ya ni facilita ni obstaculiza.
Neutralización parcial o incompleta
Sólo se logra una atenuación positiva (el obstáculo ya no es tan poderoso) o negativa (el facilitador ya no contribuye tanto).
De neutralización negativa a transformación negativa.
Peor aún, algún elemento pudiera pasar a ser barrera (como los lastres) o a fluctuar (como los péndulos), es decir, mostrar ambivalencia. En tal caso la neutralización es rebasada por la transformación en lo contrario.
(Ver artículo )
De neutralización positiva a transformación positiva.
Es cuando lo que actuó como freno, pasa a favorecer la creatividad.
Definición de neutralización
La neutralización es por tanto el proceso mediante el cual determinadas condiciones facilitadoras o bloqueadoras, merman en su intensidad y en algunos casos dejan de ser facilitadores o barreras. Puede ser además una fase en los procesos de transformación positiva (cuando algún freno se convierte en facilitador) o negativa (viceversa).
En nuestra experiencia creativa hemos detectado todos estos tipos de factores o procesos. ¿Y tú?

viernes, 6 de mayo de 2011

Barreras a la creatividad (IV): Lastres y péndulos

Casi todos los autores se refieren a barreras claramente negativas y a volver a mencionar las ya dichas por otros.
Pero hay obstáculos a la creatividad más difíciles de identificar y sobre los cuales probablemente no hayas leído nada nunca antes.

Ello se debe a que algunos de tales frenos, a veces tienen una especie de ambivalencia, hibridez o transformismo.

Esto quiere decir, que pueden actuar indistinta o alternadamente de modo positivo o negativo; que pueden pasar, de favorecer, a entorpecer; de facilitar, a obstaculizar; antes ayudaban, pero ahora impiden.

Ello implica que hay factores, los cuales previamente calificábamos de favorecedores y con posterioridad evolucionan (o mejor dicho, involucionan) al rol de bloqueadores de la creatividad.

Quizás los más típicos son aquellos a quienes les he denominado lastres y péndulos.

LASTRE

Como su nombre indica, los lastres son esos aspectos que pudieron ser muy buenos (o potencialmente lo serían), pero luego entorpecen y hasta impiden por completo avanzar, lograr el resultado esperado o mejores y mayores.

Pueden ser hasta excelentes para ayudarnos a llegar a metas intermedias, mas luego incluso son (o pudieran ser) el impedimento principal para seguir avanzando.

Los lastres están presentes en cualquier esfera de la vida y no sólo en la de los inmersionistas.

A veces, el pequeño pueblo, barrio o lugar donde vivimos de niños, ya no es favorable de joven o maduro para seguir ascendiendo en nuestro camino.

Hasta los padres que tan amorosamente nos cuidaron de chicos, no pocas veces se aferran a no permitir que logremos nuestras metas de adultos.

Lastres pueden llegar a ser incluso novias, esposos, escuelas y centros de trabajo; carreras, oficios y profesiones previos; creencias, paradigmas o ideologías; negocios, proveedores y clientes, antes muy beneficiosos, pero ya no; aliados, amigos y socios, que nos apoyaron en alguna fase, aunque luego se empecinan en no dejarnos seguir creciendo; empleados y jefes o dueños, que cooperaban y después no (e incluso, resistiéndose empecinadamente a los cambios); líderes que dejaron de serlo; técnicas muy buenas para los primeros pasos, pero inservibles para empeños superiores…

PENDULO

Supondrán que es lo que o quien, tan pronto está a favor, como en contra.

Los péndulos pueden pasar gradual o súbitamente, de facilitadores a obstáculos; de lo positivo a lo negativo; de oportunidad a amenaza; de fortaleza a debilidad… y viceversa.

En el caso de las personas (clientes, proveedores, socios, aliados, empleados, colegas, “amigos”, compañeros, familiares, vecinos u otros) prefieren al mejor postor: su filosofía predilecta es la de ¿quién da más?

No se sienten comprometidos, fieles; no son persistentes, se “rajan” o traicionan con facilidad.

Nos hacen perder (a nosotros y a otros) tiempo, dinero, esfuerzos, oportunidades…

Peor aún. Nos enfrascamos en lograr que dejen de ser péndulos, pero generalmente ello es como arar en el desierto.

Es mucho mejor percatarnos de cuándo algún elemento, aspecto, recurso, individuo, negocio, grupo, empresa o conjunto mayor, es un péndulo o actúa como lastre y eliminarlo, alejarlo (o distanciarnos del mismo), neutralizarlo, sustituirlo… impedir que nos siga afectando.

Hay lastres y péndulos que pueden llegar a ser tan dañinos, que inclusive durante toda una vida y a millones de seres, les hayan estado dificultando o impidiendo resultados creativos superiores. Un claro ejemplo son las dictaduras y las más sombrías épocas de la historia humana.

¿Cuáles son o han sido los lastres y péndulos en tu historial creativo?

Accede a otros enlaces de interés:

Datos personales

Mi foto
Fundador, Propietario y Presidente de Ojeda Multiservices Corporation (OMC), Rector de la UVI, Master en Educación Avanzada y excatedrático de la Universidad Pedagógica de La Habana "Enrique José Varona". Licenciado en Educación (equivalencia de Bachelor in Sciences of Education in USA). Especialista en Pedagogía, Psicología, Creatividad, Dirección turística, Opinión Pública y Medios de Comunicación.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.